Reivindicar la sostenibilidad de los tejidos no sólo ayuda a las empresas a promover la sostenibilidad, si no que además ayuda al consumidor a seleccionar el producto que está comprando basado en criterios de calidad y desde una perspectiva social y medioambientalmente responsable.

Los consumidores de hoy en día están muy concienciados sobre la sostenibilidad y cómo ésta afecta a cada componente de la prenda que llevan. La reducción de residuos durante la producción, el uso de materias primas respetuosas con el medio ambiente y la restricción de sustancias químicas son sólo algunas de las preocupaciones que cada vez se aprecian más tanto en la sociedad como en la propia industrial textil.

En este sentido, existen diferentes normativas y certificaciones internacionales, tales como el certificado Fair Trade, que valida el cumplimiento de las normas laborales y medioambientales; la Ecoetiqueta Europea, que se centra en los efectos medioambientales de un producto a lo largo de su ciclo de vida, es decir, materias primas, producción, distribución, utilización y desecho; el estándar RSC, sobre la cadena de custodia de las materias primas recicladas a lo largo de la cadena de suministro, el estándar GRS  que fija requisitos para la certificación por parte de terceros de contenido reciclado, cadena de custodia, prácticas medioambientales y restricciones químicas; o el estándar GOTS que se focaliza en el carácter orgánico de los textiles desde la obtención de la materia prima hasta el producto final y que también incluye criterios sociales.

Desde Sigillum Knowledge Solutions te asesoramos sobre el abordaje de estas normativas para conseguir un producto seguro y sostenible, con las ventajas competitivas que esto conlleva.