Los accidentes debidos al vuelco de cómodas, cajoneras o estanterías son desgraciadamente habituales y todos los años se registran casos donde los más afectados suelen ser los niños, a menudo con consecuencias fatales.

En el mercado europeo no existe una regulación específica para este tipo de artículos de mobiliario, pero sí normativa voluntaria. Así, en Europa estos productos están cubiertos por la directiva de seguridad general de productos, que, en ausencia de regulación específica, permite evaluar la conformidad de un producto mediante normativa voluntaria.

En cambio, en Estados unidos y para combatir estos accidentes, las autoridades competentes han elaborado un proyecto de ley conocido como “The STURDY Act” (Stop Tip-Overs of Unstable, Risky Dressers on Youth), que pretende establecer una norma obligatoria de seguridad para este tipo de productos comercializados en suelo estadounidense. Actualmente ya existe normativa voluntaria en este país, pero el proyecto de ley pretende aumentar la exigencia de los requisitos existentes. Si finalmente es aprobado, supondría un cambio muy relevante para la industria del mueble ya que ésta debería adaptar sus productos para cumplir con los requisitos de seguridad de la norma obligatoria.

Desde Sigillum Knowledge Solutions asesoramos a nuestros clientes en el cumplimiento de la normativa internacional de mobiliario, especialmente de uso infantil, para conseguir un producto seguro y así generar confianza entre los consumidores.