La Comisión Europea acaba de publicar un documento de Evaluación de Impacto Inicial en relación a la posibilidad de incrementar de 26 a 88 el número de sustancias alergénicas (incluidas en el Anexo III del Reglamento CE 1223/2009) que deben etiquetarse en productos cosméticos si están por encima de determinadas concentraciones.

Se trata de una cuestión a debate desde 2012, cuando el SCCS emitió una Opinión (SCCS/1459/11) identificando 62 alérgenos adicionales a los ya existentes y considerando que también se debería informar al usuario de la presencia de estos alérgenos adicionales. En 2014, la Comisión inició una consulta pública con una propuesta de enmienda que contemplaba la modificación del Anexo III incluyendo requerimientos de etiquetado para estos 62 alérgenos adicionales.

Con los comentarios recibidos al respecto, ahora se publica una primera evaluación del impacto que supondría la aprobación de esa enmienda. En el documento publicado se estudian las posibles actuaciones para llevar a cabo el etiquetado de los nuevos alérgenos. Se barajan tres opciones: que no se aumente el número de sustancias alergénicas, que el etiquetado de los nuevos alérgenos se haga de acuerdo a las normas vigentes, es decir en el envase del producto (acorde al Reglamento CE 1223/2009), o bien que el etiquetado de los nuevos alérgenos se haga de manera electrónica. Y, además, se analiza el impacto de cada una de estas opciones desde la perspectiva económica, social, medioambiental y administrativa.

Los principales desafíos identificados son la dificultad de ampliar el etiquetado y la necesidad de desarrollar métodos de análisis para la detección y cuantificación de estas 62 sustancias adicionales.

La Comisión Europea maneja una hoja de ruta que contempla publicar una propuesta de enmienda del Reglamento Ce 1223/2009 en mayo de 2019, abriendo entonces el período de consultas públicas.

Mas información en: https://ec.europa.eu/info/law/better-regulation/initiatives/ares-2018-6241542_en