UE 2020: Implementación de las restricciones de ftalatos y CMRs en artículos de moda

En este año 2020 se van a aplicar dos enmiendas importantes en el mercado de la Unión Europea del reglamento comúnmente conocido como REACH (Reglamento CE No 1907/2006) que van a tener un gran impacto en la industria de la moda.

A partir del 7 de Julio de 2020 se implementará la restricción en las partes plásticas de cualquier artículo de los ftalatos DEHP, DBP, BBP, DIBP. Inicialmente la restricción en partes plásticas de ftalatos del reglamento REACH aplicaba al material plástico de juguetes y artículos de puericultura pero con la nueva enmienda (2018/2005/UE), aprobada en diciembre del 2018, se ha ampliado el alcance de la restricción a todos los artículos de consumo, entre ellos los artículos de moda. Esta enmienda se hace efectiva tras un período de transición de 18 meses, desde su entrada en vigor, para que se tomasen las medidas oportunas para cumplir con la misma.

Los ftalatos son sustancias químicas que se adicionan a los plásticos para flexibilizarlos y evitar así que se agrieten o se rompan. Es por ello que pueden aparecer con frecuencia en aquellas partes plásticas de productos de moda como estampados de prendas, recubrimientos superficiales, adhesivos (p.e. calzado y accesorios),etc.

El uso de ftalatos y su contenido en artículos se encuentra regulado porque pueden ser perjudiciales para la salud humana. Así, además de en Europa los ftalatos están legalmente restringidos en artículos de moda en otros mercados importantes como China, Corea del Sur, Egipto o los países miembros de GCC (Consejo de Cooperación del Golfo).

Por otra parte, a partir del 1 de Noviembre de 2020, no se podrán comercializar en la UE prendas de vestir y accesorios relacionados, otros textiles y calzado que contengan determinadas sustancias CMR (carcinógenas, mutágenas y tóxicas para la reproducción) de acuerdo con la enmienda 2018/1513/UE del reglamento REACH, tras finalizar el período de transición de 24 meses para adoptar las medidas adecuadas. El objetivo de esta enmienda es reducir al mínimo la exposición de los consumidores a sustancias CMR mediante su prohibición en concentraciones superiores a un nivel determinado.

Las sustancias CMR reguladas son 33, que pueden agruparse en: metales pesados extraíbles, benceno e hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAHs), formaldehído, otros ftalatos, compuestos organoclorados, disolventes, colorantes (o impurezas de colorantes) y quinolina. En artículos de moda pueden estar presentes ya sea como impurezas presentes en los materiales o productos químicos empleados durante el proceso de producción o debido a que se han añadido intencionalmente para dotar a estos productos de propiedades específicas. Por ejemplo, los PAHs no se usan en la industria textil pero pueden aparecer como impurezas en algunos materiales (p.e. partes de caucho). Por el contrario, el formaldehído es una sustancia ampliamente utilizada en la industria textil y del cuero como conservante, en productos antiarrugas, en productos fijadores del color, en productos de recurtición, etc. porque es muy reactiva, soluble en agua y barata.

Algunas de estas sustancias clasificadas como CMRs están también reguladas y son controladas en otros mercados (p.e. el formaldehído, metales pesados extraíbles o PAHs), mientras que otras se regulan por primera vez en artículos de moda a través de esta enmienda (p.e. DMF, NMP, DMAC, quinolina, benceno) y habrá que incluirlas en los protocolos de análisis para tenerlas bajo control.

La Comisión Europea ha publicado una guía explicativa para aclarar algunos puntos de esta enmienda y ayudar a la industria a cumplir con la misma. Desde Sigillum Knowledge Solutions, en base a nuestro conocimiento técnico y experiencia en procesos de manufactura de artículos de moda, podemos asesoraros en todo lo relacionado con el cumplimiento de estas nuevas enmiendas del reglamento REACH.